PROBLEMAS DE INTIMIDAD Y RELACIÓN

Los problemas de intimidad ocurren ampliamente detrás de una variedad de puertas cerradas. Los conflictos pueden incluir la pérdida de armonía entre las sábanas, la falta de deseo sexual entre los socios o la falta de comunicación. A menudo, existen factores psicológicos que pueden contribuir a un trastorno sexual como la disfunción eréctil o la disminución del deseo después de que una nueva madre haya dado a luz. Los problemas de intimidad son comunes, pero si uno o más se vuelven severos y no hay una resolución a la vista, puede ser el momento de buscar terapia como guía.





¿Qué hace que una relación sea satisfactoria?

• Confianza

• Atención plena

• Respeto mutuo

• Comunicación

Algunas de las señales de que los problemas sexuales están afectando una relación incluyen:

• Decepción en uno mismo o en la relación.

• Uno o ambos socios se sienten insatisfechos

• Las parejas carecen de comunicación y se desconectan entre sí.

• Uno o ambos socios se sienten abandonados o no deseados

• Un sentimiento de aburrimiento o infelicidad sexual

Los pasos para seguir para tratar los problemas de intimidad comienzan con:

• Terapia psicosexual: esta técnica permite a las parejas expresarse en un ambiente seguro con un profesional de confianza y apoyo.

• Asesoramiento sobre relaciones: las relaciones saludables requieren conexiones sólidas y tiempo para generar confianza. Cualquiera que sea el problema, un consejero puede trabajar con las personas juntas o por separado para superar el problema.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo